Exfoliación con arena

En la playa podemos encontrar uno de los mejores exfoliantes naturales que existen para nuestra piel: la arena. Su grano fino es excelente para eliminar todas las células muertas y dejar la piel completamente renovada y con un aspecto mucho más cuidado y bonito.

A continuación, te mostramos una de las recetas más efectivas para renovar y rejuvenecer la piel de forma sencilla:

Mezcla 3 cucharadas de arena con 2 cucharadas de tu crema hidratante corporal habitual; las cantidades puedes modificarlas según tus necesidades. De esta forma, obtendrás una loción exfoliante casera que además de retirar las células muertas, le brindará a tu piel la hidratación que necesita para mantenerse humectada y suave, además de que ayudará a prolongar tu bronceado.