Ritual de tarde KUMIKO

Nada mejor que aprovechar una tarde de invierno, sacarse el estrés y hacer un ritual Kumiko:

Si tu pelo está seco por el frío haz una mezcla de palta con aceite de oliva. Aplícala y luego envuelve tu cabello con alusa plas y una toalla. Déjalo actuar por 20 minutos y lava como de costumbre.

Sigue con un baño de tina con sal gruesa para desintoxicar tu piel y abrir los poros. La sal lava los metales pesados y las toxinas de las células de la piel.

Continúa limpiando tu rostro con Agua Micelar Kumiko, haciendo movimientos rotatorios ascendentes.

Luego, aplica el tónico con un pétalo de algodón siempre deslizando hacia arriba.

Con el rostro preparado, aplica un vial de proteoglicanos Kumiko en rostro y cuello, incluyendo el contorno de los ojos.

Sella esta inyección anti envejecimiento con el Suero Lifting Efecto Global.

Y a dormir 😴! Para que tu piel amanezca  descansada y radiante.